Si no tuviese ninguna idea sobre fotografía creería que lo que más se le pregunta a alguien que lleva tiempo haciendo fotos es: ¿cómo se hacen buenas fotos? o… dime trucos para que mis fotos queden bien, por ejemplo. Obvio que a fotógrafos profesionales les harán más preguntas que a mí, pero me sorprende que en todo este tiempo, la gente que se pone en contacto conmigo para plantearme una duda, sea siempre la misma: ¿Qué cámara me recomiendas?

Es normal que en alguien que empieza de cero, ese sea su primer planteamiento, porque sin cámara no hay fotos, y antes de comprarla, le pregunto a alguien que creo que sabe. A mí me halaga que piensen que puedo saber de cámaras… pero no, no me cuesta reconocerles que no les puedo ayudar en ese sentido. No estoy al tanto de las nuevas que salen al mercado ni de todos los modelos que existen, por lo que soy una nefasta aconsejadora a la hora de comprarte una. Sé cómo funcionan, pero nada más.

De todas formas, te adelanto que si tu duda es porque quieres hacer fotos como las de esa persona que admiras, te diré lo que tantas veces he dicho y no me cansaré de repetir. No es la cámara, es el fotógrafo. Supongo que lo fácil es pensar que cuando ves unas fotos que te gustan, es porque esa persona tiene una cantidad de dinero considerable, y tiene la maquinaria suficiente para que esas imágenes salgan solas. No es así. Sí que hay personas (que me dan una eterna envidia) que gracias a su poder adquisitivo tienen mucho material de calidad profesional, o material que les va a ayudar a hacer un determinado tipo de fotografía, pero no todo se basa en eso. Aunque no te daré ahora la charla de que lleva su tiempo aprender y postproducir una foto, que es lo que realmente hacen esos profesionales independientemente del material que tengan.

Mi humilde aportación es que hoy en día creo que “cualquier cámara” vale. Lo pongo entre comillas porque no sé si a lo mejor aún queda alguna en el mercado que valga 50€ y que sea una patata con calidad de smartphone, no me refiero a esas, sino a todas las demás. Hace unos 7 u 8 años, recuerdo cómo un amigo me enseñó las fotos de una compacta de Canon que era una auténtica maravilla, así que no quiero imaginar lo que harán hoy en día. También están las Bridge o las EVIL, las cuales me tienen completamente enamorada. Confieso que tengo hacia ellas incluso un cierto fetichismo o algo así. Las veo y no sé explicarlo. Me enamoran completamente. Para ser más exactos las EVIL (como la de la foto que escogí para este post. Año 2011. Me costó deshacerme de ella…). Es una buenísima opción para los que no se lo quieren tomar muy en serio pero que sí quieren una buena calidad.

En definitiva, cuando alguien me pregunta qué cámara debe comprar, nunca le puedo ayudar. Es una gran responsabilidad para mí aconsejarte sobre ese aspecto, sobre todo por desconocimiento, y a mayores porque seguro que ni tú en el momento de comprarla, sepas a dónde quieres llegar con la fotografía, así que yo de ti me basaría en la cantidad de dinero que puedo y quiero gastar porque hoy en día algo que pase de 200€ va a ser más que aceptable.

Anuncios

2 comentarios en “La pregunta que más me hacen

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s