Nuevo look

Hace unos años no me habría importado darle la razón a esa creencia popular que dice que cuando una mujer cambia su pelo es porque necesita un cambio de vida, y esa es su forma de comenzarlo.

Es cierto, no se puede negar que la vida son etapas. Sobre todo solemos marcarlas cuando se inicia o termina una relación, ya sea laboral o personal. Pero, quizás a estas alturas y tras un tiempo a esta parte, he aprendido a dividir la vida en una sola etapa. Esa que se llama “estoy viva”. No sé si me entiendes. Por desgracia hemos tenido que aprender esa lección que a día de hoy me hace tan feliz. En el momento en el que te mentalizas de que esa la única etapa importante de tu vida, es decir, el simple hecho de estar vivo, es cuando las vanalidades son simplemente eso. Y entonces es cuando sonríes por todo. Sonríes por lo bueno, y también por lo no tan bueno. 

Sonríes ante alguien que te sonríe, pero también ante quien no. Ante quien todavía no ha tenido la suerte de haber aprendido lo que es verdaderamente importante. Ante quien trata de humillarte por el simple hecho de creer que tiene un cierto poder sobre ti. Sonríes porque no te importa. Sólo te importa “estar vivo”. Sonríes y actúas sin rencor, sin importarte que el de enfrente viva aferrado a él. A ese rencor que nos hace tan esclavos de sentimientos negativos. Tan respetables… pero que a mí ya no me dicen nada. Ya no distingo entre “éste me cae bien… éste me cae mal”. Obviamente vivo con quien me cae bien, pero me refiero a terceras personas, a esas que no aportan. Si pienso en mi yo del pasado, en momentos, también me caigo mal. Pero todo eso ya no existe. Y no te creas eso que quizás te ronda la cabeza ahora mismo… todo esto no es demagogia. No vivo en un mundo de color de rosa en el que todo es maravilloso. Si piensas eso no me estás entendiendo. Claro que pueden asomarse sentimientos negativos, pero no dejo que hagan presencia absoluta. No lo consiento. No sirve para nada. Asumo lo que he sido, ergo tengo que asumir lo que los demás han sido o lo que son, y no dejo que me afecte. Algún día aprenderán esto que estoy diciendo y serán felices, como yo. O no. Pero… y a mí qué me importa? Desde que sé esto, todo va muy bien. Y es entonces, cuando un cambio en el color de mi pelo, es simplemente eso. Un cambio en el color de mi pelo.

 

Puedes ver el “Speed Retouch” de esta foto en este enlace: https://youtu.be/d3a7qa9EJQ0

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s